fbpx
Garantizar la seguridad en una demolición

Garantizar la seguridad en una demolición

Garantizar la seguridad e higiene en cualquier trabajo es clave. Pero cuando se trata de demoliciones, resulta necesario prestar especial atención. Las estadísticas de accidentes en el sector de la construcción evidencian la importancia de tomar mayores precauciones en los entornos de las obras. 

¿De qué se tratan las principales medidas de prevención y por qué resulta tan imprescindible que una compañía se comprometa a aplicarlas en cada proyecto?

Léase también: Técnicas Para Demoler En La Construcción

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la construcción constituye uno de los sectores, junto con la minería y la industria, donde más riesgos existen de que se produzcan accidentes laborales. Esto implica que los miembros de la comunidad deben tomar cartas en el asunto e implementar las medidas correspondientes para prevenirlos. 

¿Qué riesgos se pueden evitar?

Los accidentes que pueden ocurrir con mayor frecuencia son: fractura de piernas, pinchazos por clavos en las extremidades superiores e inferiores, golpes por objetos o herramientas en distintas partes del cuerpo, caídas al mismo o distinto nivel, atrapamiento por objetos y proyección de partículas en los ojos.

Claves para una demolición exitosa

Ante este panorama, en el manual Seguridad y salud en la construcción, publicado por la Organización Mundial del Trabajo (OIT), se mencionan algunas disposiciones para tener en cuenta a la hora de llevar a cabo trabajos de demolición:

Léase también: ¿Cómo Apuntalar Correctamente En Una Obra?

  • Antes de comenzar con las obras, obtener información sobre las estructuras y los planos de construcción, así como sobre la utilización previa del edificio.
  • Interrumpir el suministro de electricidad, gas, agua y, en caso de ser necesario, obturar los conductos respectivos.
  • Colocar vallas y avisos en torno a la construcción. Y cartelería de seguridad en torno a la demolición.
  • Instalar estructuras tubulares de protección que sirvan contra la caída de materiales a lo largo de los muros exteriores.
  • Cerrar bien las puertas de acceso a las obras fuera de las horas de trabajo. Mantener el acceso restringido en todo momento en zonas de trabajo. 
  • Facilitar al personal la ropa y los equipos de protección acordes a los riesgos.
  • No dejar ninguna construcción en curso de demolición en un estado tal que pueda desplomarse a causa del viento o de las vibraciones. Siempre concluir las tareas de demolición a fin de garantizar la estabilidad de las estructuras.

Por Miguel Ippolito 
 Texto recuperado el 25 de noviembre del 2019 de demolicion.grupomitre.com.ar