El acero chino golpea a Europa y América

El acero chino golpea a Europa y América

El acero chino golpea a Europa y América

Como es muy bien sabido por todos, la industria de acero de China se come el mercado mundial. Han sido ya varias las empresas al rededor del mundo que se han declarado en banca rota y la sobreproducción de acero ha llevado al propio país asiático a tomar ciertas medidas.

Image and video hosting by TinyPic

De acuerdo a cifras oficiales de la  Asociación de Hierro y Acero de China, las compañías acereras grandes y pequeñas, tuvieron una pérdida generalizada en los primeros ocho meses de 2015 con respecto a las utilidades de hace un año.

Léase también: Latinoamérica mejora en producción y consumo de acero

Aún y con eso, el mercado chino tiene muy fijo su objetivo: ser líderes y controlar totalmente el mercado de este prestigioso material. La Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID) alerta de que, si no se toman medidas inmediatas contra lo que consideran competencia desleal del mercado de acero chino, España y Europa dejarán de producir acero.

El mercado mundial, etiqueta de “desleal” la manera en como los chinos se encuentran en la cima de la venta y producción de acero.  La demanda se está colapsando, los precios caen a plomo, los stocks se acumulan en los almacenes y para colmo, los bancos han cerrado el crédito al sector: sus costes financieros han subido pese a que los tipos de interés del banco central se han recortado en sucesivas ocasiones.

Léase también:Incremento de precios del acero en LATAM

En alguna conferencia de prensa, Leo W. Gerard, presidente internacional del sindicato de los acereros (United Steelworkers), comentó lo siguiente:

Todo está pasando tan rápido que México, Estados Unidos, Canadá y Europa están viendo ya cierre de emmpresas, desempleo o reucción de producción”.

Los mercados mundiales comienzan a proponer diversos planes estratégicos para contrarrestar este impacto de los chinos en el mercado. Por diversos factores, aún no se ha podido llegar a una decisión global para poner un freno a la caída del mercado.

El consumo aparente global del acero crecería un 0,7 por ciento interanual, a 1.523 millones de toneladas, en 2016, de acuerdo a la información brindada por  la Asociación Mundial de Acero.