fbpx
CMIC e IMSS firman acuerdo para impulsar la construcción en México

CMIC e IMSS firman acuerdo para impulsar la construcción en México

A partir de la nueva normalidad y medidas para reactivar la economía, varias industrias, consideradas como esenciales, comenzaron sus labores a partir del primero de junio, luego de cumplir con los requisitos protocolarios sanitarios dictados por el IMSS.


Es por eso que, como parte de una de las actividades esenciales y que |más se vieron perjudicadas por las medidas de seguridad para evitar la propagación del virus, la industria de la construcción, a través de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, firmó un convenio con el Instituto del Seguro Social para colaborar en la reinserción de la industria.

Léase también: El 60% del sector de la construcción en México reanudó actividades

A partir del Protocolo seguro a las obras de construcción que emitió el Instituto en mayo, se formalizó más tarde el acuerdo mediante una videollamada por parte de autoridades de ambos organismos, por lo que, aquellas empresas que estén afiliadas a la CMIC, podrán utilizar los formatos de autoevaluación sanitaria que establecieron las autoridades. Con esto, miles de empresas podrán volver a sus actividades y, con esto, miles de empleados podrán regresar a sus actividades y a tener un sustento económico para sus familias.

Según apunta el presidente de la Concamin, la construcción apoya en diferentes rubros, impactando en por lo menos 185 ramas productivas a nivel nacional, lo cual convierte a la industria constructora como la tercera generadora de empleos en el país. Hasta el 11 de junio, ya se habían registrado 18 mil 110 empresas, que realizaron con éxito la autoevaluación sanitaria, esto se traduce, según la Directora de Innovación y Desarrollo Tecnológico del Seguro Social, Claudia Laura Vázquez Espinoza, en alrededor de  un millón 749 mil 319 empleados.

Tanto como la minería y la industria automotriz, la industria de la construcción representa un motor que impulsa la economía del país , sin embargo, también se destaca, según lo refiere el director general del IMSS, José Robledo Aburto, la dificultad que representa debido a la dispersión que tiene dentro del territorio nacional y por la diferencia de tamaños en las empresas y edificaciones.

Léase también: La “gran oportunidad” de la construcción en México post covid-19

Aunque sea un asunto más complicado de tratar, con la colaboración de la Organización y el Instituto, se puede garantizar la seguridad a la par que se recupera la economía del país, para lo cual la CMIC realizó el “Protocolo para el Regreso Seguro a las Obras de Construcción.

Texto recuperado el 16 de junio del 2020 de liderempresarial.com