fbpx

¿Certificar nuestros edificios?

¿Certificar nuestros edificios?

¿Certificar nuestros edificios?

Las certificaciones de edificación sustentable en el mundo están en auge. Cada vez más desarrolladores y constructoras de cualquier dimensión se preguntan si es económico, viable y conveniente entrar en el mercado de la sustentabilidad certificada.

Léase también: ¿Por qué algunos edificios cayeron en el terremoto de méxico?

La respuesta es sí. Pero hay que tener claro en qué consiste el proceso, qué partes intervienen y qué beneficios se obtienen.

Image and video hosting by TinyPic

El proceso por el que el diseño, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento quedan evaluados y acreditados por un tercero de manera internacional es lo que se conoce como certificación. Para realizarla intervienen:

  • El organismo creador. Tiende a ser un equipo multidisciplinario que crea los requerimientos a certificar.
  • El organismo certificador. Revisa la documentación generada por el equipo de proyecto, para demostrar el cumplimiento. Es independiente del organismo creador.
  • Los consultores. Conocen el proceso y funcionan como facilitadores al explicar los requisitos y cómo documentarlos.
  • El equipo de proyecto. Son los arquitectos, ingenieros, desarrolladores, operadores, futuros usuarios y demás figuras que en algún momento intervienen en el proyecto y trabajan de la mano con los consultores.

Una publicación compartida de crystal w? (@creewang) el

Por ejemplo, en el sistema de certificación LEED, cuyo organismo creador es el US Green Building Council, el organismo certificador es el GBCI, los consultores son el LEED-AP/Agente Commissioning/Modelador energético, y el equipo de proyecto son arquitectos, ingenieros hidrosanitarios, diseñador de iluminación, gerencia de construcción, contratista general, etc.

Léase también: Un futuro con ¿edificios flotantes?

Existen diferentes tipos de certificaciones que atienden a mercados específicos y ofrecen soluciones adaptables a cada proyecto:

  • LEED es la certificación más popular en el mercado. Se enfoca en edificios existentes y de nueva construcción. A noviembre de 2016, registraba 892 proyectos comprometidos con la certificación, de los que 223 ya la obtuvieron.
  • SITES, creado entre el American Society of Landscape Architects, The Lady Bird Johnson Wildflower Center en la Universidad de Texas, en Austin, y el United States Botanic Garden, se enfoca en el diseño regenerativo del paisaje para espacios abiertos, centros comerciales, proyectos residenciales e instituciones educativas.
  • WELL, creado por Delos Living LLC, avala de qué manera el ambiente construido contribuye a la comidad y el bienestar de los usuarios.
  • EDGE, del International Finance Corporation y parte del Banco Mundial, es una certificación simple para nuevas construcciones, destinado solo a países con economías emergentes.
  • PCES, creado por la Sedema, es una certificación para la Ciudad de México. Otorga incentivos fiscales (20% menos en cobro de agua, hasta 40% menos en ISN y 20% en predial).

Todas ellas ofrecen diferentes ventajas que justifican la búsqueda de una certificación en alguno de los siguientes rubros:

Ambientales

  • Reduce el consumo de recursos: agua, electricidad y gas para mitigar el cambio climático.
  • Los predios funcionan como elementos de paisaje restaurativo al regresar áreas verdes y promover la biodiversidad y contacto con la naturaleza en la mancha urbana.
  • Emplean mejores prácticas en construcción.
  • Apoya a la mitigación del cambio climático. 

Léase también: Edificios más altos que se construirán en 2017

Sociales

  • La calidad de vida y rendimiento de las personas aumenta, al tiempo que disminuye el ausentismo, gracias a una mejor calidad de aire, acceso a niveles correctos de luz natural, disminución de exposición a agentes contaminantes y promoción de buenos hábitos.
  • La certificación otorgada por un tercero imparcial e internacional da credibilidad a la propiedad.
  • Ayudan a revitalizar y redensificar.
  • Los fabricantes de materiales y sistemas mejoran sus procesos de manufactura y la calidad de vida de sus trabajadores.

Económicos

  • Otorgan un elemento diferenciador que aumenta la competitividad en el mercado inmobiliario.
  • La plusvalía de la propiedad sube.
  • Los precios de rentas y venta también.
  • La presencia de empresas trasnacionales genera un mercado más exigente que da preferencia a quienes se ajustan a las políticas de responsabilidad social y ambiental.
  • Las submediciones de calidad de aire, niveles de iluminación, consumos energéticos y de agua, trae como resultado la reducción de gastos de operación.

Es muy importante buscar la certificación correcta que responda a las necesidades del desarrollador y los usuarios finales. LEED es recomendable para edificaciones de tipo comercial y EDGE tiene aceptación en el sector residencial.

Léase también: Vestir a los edificios, ¿lo último en arquitectura?

La sustentabilidad certificada genera una demanda de productos y sistemas ambientalmente preferentes. Esto permite la proliferación de productos con un mejor desempeño ambiental.

Al certificar, el desarrollador y los usuarios mejoran sus ingresos y calidad de vida, y también aportan a la creación de este nuevo mercado sustentable y a la transformación del mismo, trayendo consigo el bienestar común.

Image and video hosting by TinyPic

Por David Domínguez Muñoz

Recuperada el 23 de mayo del 2017 de obrasweb.mx