fbpx
Arquitectura sustentable a base de cannabis

Arquitectura sustentable a base de cannabis

La arquitectura más ecológica premia el cannabis como material sostenible. El cáñamo ecológico en Hempcrete. Edificación y ejemplos de arquitectura más ecológica.

Las tendencias actuales responden a poder construir estructuras más eficientes con métodos ecológicamente responsables  dando cabida a lo que algunos denominan la arquitectura ecológica, que es responder al equilibrio necesario entre el hombre y el medio ambiente desde la optimización del elemento constructivo. Aquí entran multitud de técnicas, desde las más antiguas hasta las más modernas, de proyectar literalmente con “cabeza”, de reutilizar y por supuesto los materiales donde la innovación o la forma de entenderlos y aplicarlos juega un papel fundamental.

Esta vez nos vamos a adentrar en el mundo del cannabis en la arquitectura, bueno!… para ser exactos,  desde el cáñamo o cáñamo industrial (Es el nombre que reciben las variedades de plantas de cannabis – marihuana y el nombre de la fibra) y que se ha utilizado en muchos países tradicionalmente en el mundo textil o a la automoción, pasando por la producción aceites y semillas o combustibles ecológicos y plásticos, entro otros.

Léase también: Arquitectura verde generará millones de fuentes de empleo

Ahora,  dos hitos empiezan a desgranar las bondades del cáñamo desde la perspectiva de la fibra en la edificación ecológica. Primero, las diferentes empresas de innovación tecnológica que se están interesando por este material aplicado a la construcción ecológica por la evidencia de unas características peculiares que otros materiales no tienen.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Atelier Ten kate (@ateliertenkate) el

Y en segundo lugar,  el concurso internacional de arquitectura Cannabis Bank  (promovido por Bee Breeders y ojo, el concurso no es broma, el 1º premio se lleva 10.000 dólares) con el objetivo de abrir el discurso alrededor del mundo del cannabis y su integración en el entorno de la construcción.

En realidad, era una temática que desconocíamos por completo hasta que estuvimos hablando con un arquitecto que cambio el casco y el Autocad por algo totalmente diferente y que entró en el juego del cannabis desde: http://eurogrow.es/. La crisis en el sector de la arquitectura nos afecta a todos, y cada uno opta por un camino!

El cáñamo como material constructivo

Algunos expertos ya auguran que las nuevas viviendas del futuro van a ser más ecológicas gracias a un nuevo material que se denomina Hempcrete. Que puede convertirse en un material de construcción que revolucione la arquitectura ecológica, ya relativamente extendido en muchos países de alrededor del mundo. Pero,  ¿qué es el Hempcrete?

Léase también: ¿Cómo influye el color en la arquitectura sostenible?

El material Hempcrete

Si miramos el  material Hempcrete, que en realidad es un ladrillo de cáñamo, es una combinación de las palabras en Inglés hemp (cáñamo) y concrete (hormigón). Es el resultado de una mezcla singular de fibras vegetales de cáñamo industrial (Que no hay que confundir con las “plantas tradicionales de marihuana” o los usos de marihuana medicinal), cal hidráulica natural – en la mayoría de casos – con una mezcla de minerales y agua.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de JUNGMAVEN (@jungmaven) el

Cuando el carbonato de calcio se calienta a 900 ºC, se consigue óxido de calcio o bien, cal viva, que tiene como resultado el polvo de cal. Mezclándolo adecuadamente con agua y fibras de cáñamo dará lugar a este material tan singular una vez que el agua se evapore.

Como apunte, hay algunas zonas que es combinado con cemento. La diferencia entre utilizar un conglomerado de Cal o Cemento. Entre muchas de sus virtudes y ventajas del ladrillos de cáñamo;  el material es muy resistente al fuego, elevado confort térmico (El cañado como aislante es equivalente a la lana de roca o vidrio), acústico, es transpirable, flexible o prácticamente impermeable a las termitas.

Léase también: Ciudades más sostenibles en 2018 | final

El hempcrete es considerado como un material de carbono negativo. Es decir,  que durante su producción se puede destruir más dióxido de carbono del que se genera. Son ladrillos que absorben el CO2.

En realidad  es debido a que la planta de cáñamo es una de las que más CO2 es capaz de absorber durante su cultivo, lo que llega a compensar el que se genera durante la producción, distribución, puesta en obra y posible reciclado.

Según las malas lenguas – principalmente los fabricantes –  se comenta que es tan reciclable que una vez demolido, incluso se puede reutilizar como fertilizante.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Werkstatt (@werkstatt_nu) el

En el mercado ya se puede encontrar en formato de ladrillo destinado a edificación ecológica aunque hay que decir que tiene un inconveniente, el coste del material es más elevado que el de la construcción tradicional pero los ahorros energéticos son muy importantes. En España hay una empresa que se llama Cannabric que los comercializa.

También lo podemos encontrar en modo “granel”, más barato, siendo un elemento perfecto para el aislamiento de paredes, suelo, techos… etc.

Léase también: Tabieco: un ladrillo de bambú

Ejemplo de arquitectura ecológica con cannabis

Desde Bélgica podemos ver un ejemplo de arquitectura con cannabis donde encontramos una una rehabilitación de vivienda donde se ha utilizado el nuevo hormigón de cáñamo ecológico hempcrete por el estudio de arquitectura Ghent studio Martens Van Caimere Architecten.

Podemos ver en las imágenes de la vivienda que se ofrece una arquitectura que para nada reñida con un buen diseño. Otro ejemplo de arquitectura ecológica con este material lo encontramos en una edificación desde las afueras de la Ciudad del Cabo en Sudáfrica. Una casa unifamiliar con unas espectaculares vistas y además con una cubierta ajardinada.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Sun Powered Planet (@harvestthesun.hemp) el

En este caso, es la primera vez que se construye una casa con cáñamo contra todos los impedimentos legislativos del país, pero la realidad es que se abierto un camino que puede conducir una nueva industria sostenible que tiene mucho potencial.

Ahora, nos toca ir al ganador del concurso internacional de arquitectura Cannabis Bank. Recordemos que el objetivo es diseñar propuestas de tiendas que pueden ubicarse en cualquier parte del mundo.

Léase también: 9 factores que hacen a tu edificio sustentable

El ganador de este año es el proyecto  creativo denominada U-CAN. Propone construir sobre las cubiertas de los edificios la ciudad de Taiwan una tienda con espacios de culto, para relajarse o de reunión social atendiendo a las circunstancias de una ciudad masificada en población y la necesidad de espacios de comunicación social

Texto recuperado el 23 de octubre del 2018 de ovacen.com