fbpx
Sector de construcción crece en materia de aeropuertos

Sector de construcción crece en materia de aeropuertos

En materia de aeropuertos destacan dos grandes proyectos. Las obras del Aeropuerto Chinchero en el Cusco y la modernización del Jorge Chávez en Lima

Según cifras entregadas por el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP) la industria de la construcción en el pasado mes de abril logró niveles incluso mejores que antes de la pandemia. Es decir, la recuperación del sector en el país está a la vista. Es más, la construcción tuvo un 7,4% de crecimiento en abril de este año, respecto al mismo mes de 2019.

Según el organismo, una buena parte de esta tendencia responde a la reanudación de proyectos que con la pandemia quedaron pendientes o retrasados. “En términos desestacionalizados, el sector construcción continuó ubicándose por encima del nivel pre-pandemia y alcanzó un valor de 115 en abril de 2021”, afirmaron desde el BCRP.

Léase también: La tecnología y el nuevo perfil del trabajador de la construcción 

Hay que graficar que la pandemia detuvo a tal nivel todas las obras que, comparando abril de 2021 con abril 2020, el crecimiento fue de un 987%.

Otro dato interesante es que en abril el consumo de cemento creció un 16,3%, respecto del mismo mes de 2019.

El potente motor que es la construcción.

El sector de la construcción se recupera rápidamente, por lo que es necesario terminar lo que se estaba haciendo para generar trabajo y desarrollo para el país. La reanudación de muchas obras le ha dado un dinamismo optimista a la industria que la ha llevado a crecer de a dos dígitos.

Es más, la construcción es considerada la actividad que dará un empuje al desarrollo de la industria minera, de hidrocarburos y a otros sectores claves del Perú. Frente a esto la nueva administración del gobierno peruano tendrá varios desafíos para las industrias mencionadas.

Inversion en construccion

La refinería Talara está efectuando una ampliación que le permitirá pasar de 65.000 barriles diarios a 95.000.
Durante la Semana de la Innovación en Construcción (SIC), organizada por la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), se destacó el rol del sector de la construcción en la reactivación económica y en la senda hacia el desarrollo. Se hizo especial hincapié en esto, porque desde el gremio saben que la recesión económica es solo comparable con lo ocurrido tras la II Guerra Mundial.

Al respecto el gerente general de Capeco, Jorge Arévalo, remarcó la importancia del sector, añadiendo que cuando se activa algún proyecto de construcción, “arrastra otros servicios, como arquitectura, ingeniería y mano de obra en general, además del consumo de insumos como cementos, ladrillos o fierros, muchos de producción nacional”.

Combustibles para mover Perú

La refinería Talara es el proyecto energético más importante del Perú y hoy tiene la tarea de representar al sector de hidrocarburos para retener inversiones, garantizar la viabilidad de las iniciativas y atraer otros proyectos de exploración y producción.

Carlos Barrientos, gerente general de Petroperú afirmó durante su exposición en la SIC 2021 que Talara tiene un 94% de avance y se espera que en noviembre de este año entre en operación. Su ampliación, que cuesta cerca de US$5.000 millones, permitirá pasar de producir 65.000 barriles diarios a 95.000.

“Continuamos con la última fase de construcción de este megaproyecto que permitirá producir combustibles más limpios para el país, asegurando la preservación del aire y la salud de todos los peruanos”, destacó.

La construcción en todos lados: minería

En lo que refiere a la minería, por ejemplo, destacan las inversiones chinas que se están haciendo en Galeno, Río Blanco y Pampa del Pongo, que en total suman US$8.200 millones en modernizaciones, ampliaciones y puesta en operación de infraestructura minera de toda índole. Hace un mes el hoy ex ministro de Energía y Minas, Jaime Gálvez, destacó que “hacia 2025 se espera que se inicie la construcción de 13 proyectos mineros en Perú que suman inversiones por US$11.753 millones.

Hay que destacar que, según el Instituto Nacional de Estadísticas, INEI, la minería es responsable del 10% del Producto Interno Bruto peruano, mientras que los hidrocarburos representan un 3%.

¿Qué ocurrirá con las inversiones públicas?

Recién el 20 de julio de dio a conocer que el nuevo Presidente de Perú será Pedro Castillo, quien asumió el mandato el 28 de este mes. Dicho eso, diversos actores del sector esperan que se dé continuidad a varios proyectos de infraestructura en donde hay presupuesto público involucrado. Las obras no son pocas.

2017 año complicado en construccion

Como herencia del último mandato, hay significativas inversiones que están enfocadas en estrechar la brecha en infraestructura que tiene el país. Según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), existe la inquietante cifra de US$ 91.843 millones de brecha en esta materia y desde ya saben que eso debe disminuir. Tras el cálculo oficial, desde MEF lamentaron que Perú se quedó atrasado en desarrollo de infraestructura si se compara con sus pares en la región; quizás la falta de continuidad de gobiernos incidió en la falta de continuidad en los proyectos.
Desde el MEF son conscientes de eso y han intentado tomar medidas al respecto. Algo alentador es la inversión pública acumulada entre enero y abril de este año, que marcó un récord que no se veía desde inicios del milenio: hubo inversiones del orden de los US$ 2.400 millones, que es un 60% más de lo que se invirtió en 2014, que fue el año donde comenzó a decaer la inversión peruana.

De forma paralela, desde la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN), hay-o debería haber- 23 proyectos con inversiones pendientes para 2021. En conjunto suman cerca de US$ 7.730 millones. Desde AFIN sostiene que su concreción depende de trabas burocráticas y de la puesta en marcha de tales iniciativas.

Acuerdos G2G: impulsar proyectos y economía a como dé lugar

Desde el Consejo Privado para la Competitividad (CPC), ven con optimismo estas cifras, pues ellos mismos en un webinar organizado por CAPECO habían señalado que las inversiones públicas venían en picada desde 2014. Al respecto, Camilo Carrillo, economista principal de CPC dijo que “el Estado ha alcanzado una capacidad máxima de producción de proyectos que se sitúa alrededor de US$7.590 millones. Si bien el presupuesto del Estado ha ido creciendo en los últimos años, este, en sus tres niveles de gobierno —nacional, regional y local— ejecuta lo mismo; lo que supondría que el porcentaje de ejecución ha venido reduciéndose”.

Según el experto debido a esta reducción se dejaron de ejecutar en 2020 cerca de US$ 4.000 millones en proyectos. “Con estos recursos se habrían podido construir 8,977 kilómetros de carreteras, 3,468 centros de salud de primer nivel y 87 hospitales de segundo nivel”, sentenció y criticó que esto “es por una falta de capacidad de gestión y no de recursos”.

Al respecto, el economista sostuvo que en buena parte la ejecución no llega porque no se adjudican a tiempo los proyectos. “Gobiernos regionales y locales tardan casi el doble en otorgar la buena pro en comparación con el tiempo programado para esas gestiones”.

Any Kinda Tape, flexómetro que mide y dibuja

A la vez, dijo que desde el gobierno central del país, los proyectos gestionados por Provías Nacional han retrasado las ejecuciones en hasta 178 días en relación a lo inicialmente pactado.

“El 72% de las demoras se concentra en la etapa de formulación y solución de consultas”.

Más de allá de la mera inyección de recursos, Carrillo dice que los acuerdos de gobierno a gobierno (G2G) podrían agilizar las gestiones. Según el experto este tipo de contratos conlleva varios beneficios, entre los que destaca el PMO o Project Management Office, el cual utiliza contratos de estándar internacional.

“La inversión en infraestructura a través de los acuerdos G2G contribuye también a disminuir las brechas de desigualdad. Por ejemplo, cada US$ 1.000 millones invertidos, se generan 11.700 empleos directos”, sentenció.

Proyectos priorizados

Desde el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) sostienen que hay más de US$ 2.500 millones para 1.700 iniciativas de todos los tamaños. Entre los principales proyectos de conectividad destacan cuatro ejes: la Red Vial Nacional, Aeropuertos, Transporte Urbano y Comunicaciones. En cuanto a la Red Vial, las carreteras Pallasca-Mollepata, Huánuco-Conococha, Chinchero-Urubamba y Bellavista-Mazan, todas ellas suman cerca de US$ 200 millones en obras.

También en material vial, hay 13 obras con contrato en marcha que significan casi US$ 1.300 millones; 99 obras de puentes por más de US$ 300 millones y otras 20 obras en proceso de licitación y otros trámites.

En lo que se refiere a transporte urbano, el ministro de la cartera, Eduardo González, destacó a la línea 2 del Metro de Lima, que suma una inversión del orden de los US$ 350 millones. Hay que recordar que este megaproyecto conectará Ate con el Callao en la capital peruana. El trayecto tardará 45 minutos y beneficiara a más de 2.4 millones de personas.

Por el lado aeroportuario también hay novedades. Desde el MTC destacan los más de US$ 100 millones invertidos para la fase actual de las obras en el Aeropuerto Internacional Chinchero en el Cusco; proyecto que actualmente está en la etapa inicial de movimientos de tierra. A su vez, los trabajos de mejoramiento y ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez en Lima registran un 20,7% de avance y se estima que, en 2024, cuando termine la obra, se habrán invertido cerca de US$ 1.500 millones en este proyecto.

Léase también: Suben precios del acero y de la construcción 

Si ocurre que el Presidente electo, Pedro Castillo, da continuidad a estos proyectos, de aquí a 2024 debería avanzar la Nueva Carretera Central con US$ 2.910 millones; obra que tendrá 136 kilómetros, 4 carriles, túneles y puentes. También, la Vía de Evitamiento Juliaca con US$ 192 millones, la etapa siguiente de la línea 2 del Metro de Lima que casi alcanza los US$ 2.000 millones y la concreción de la construcción del Aeropuerto Internacional de Chinchero que agrega US$ 454 millones a lo ya invertido en la iniciativa aeroportuaria.

Hay que destacar que para este año se espera que la ejecución de proyectos de inversión pública alcance o sobrepase los US$9.800 millones, lo que sería un 35% de lo desembolsado en 2020.

 

Texto recuperado el 10 de Agosto de construccionlatinoamericana.com
Por Gabriel Lira