fbpx
Tecnología en las urbes: ciudades 4.0

Tecnología en las urbes: ciudades 4.0

Los nuevos hábitos, las tecnologías de punta, y los servicios innovadores que modifican la forma en que nos movemos, cambian la estructura de las ciudades.

Precios de estacionamiento, cargos por congestión, estaciones de servicio: los costos y desvíos que uno nunca tuvo que enfrentar en su camino al trabajo en la era del caballo y el carruaje. El cambio de la equitación a los automóviles cambió el tipo de materiales utilizados para construir carreteras: el asfalto resbaladizo reemplazó las calles adoquinadas y los caminos de tierra.

La conducción autónoma y otros nuevos modos de transporte son megatendencias tecnológicas clave en la industria de la infraestructura. Esto requiere que el entorno construido se adapte a estas últimas tecnologías de movilidad a medida que dan forma al futuro de la construcción de carreteras y bienes raíces.

Léase también:  Inteligencia artificial en la construcción

En el ámbito público, la asimilación a estas nuevas tecnologías en movilidad ya ha comenzado en el espacio regulatorio. Las naciones de Asia, Europa y América del Norte, por ejemplo, ya han emitido permisos de prueba autónomos y han ofrecido regulaciones para los vehículos autónomos en la vía pública.

La movilidad emergente también está en el nexo de la proliferación de ciudades inteligentes. El crecimiento de las ciudades ibteligentes ya exige cambios y adaptaciones por parte de la industria de la construcción. Del mismo modo, la industria de la construcción debe ser ágil en los modelos de negocio que utiliza, ya que se adapta a tendencias como la movilidad automatizada, conectada y electrificada.

Edificios inteligentes

La automatización de vehículos ya está siendo reconocida para su uso en sitios de construcción, lo que indica que el uso de estas tecnologías dominará el funcionamiento de la industria de la construcción en el futuro. Por ejemplo, la llegada de los automóviles eléctricos creó la necesidad de estaciones de carga durante la noche y, solo ahora, se ha incorporado a las iniciativas de planificación, permisos y desarrollo de viviendas.

Sería sensato que la industria de la construcción aceptara estos cambios con un mínimo de preparación. El creciente llamado a la seguridad de los empleados, llenar la brecha de habilidades, la sostenibilidad y más en la construcción, significa que el sector necesita adoptar innovaciones como las que provienen de los vehículos autónomos y la movilidad emergente. Ignorar esos cambios del mercado correrá el riesgo de que las empresas no estén preparadas.

Léase también: CDMX analizada por la IE School of Architecture and Design

Para seguir siendo eficientes, las operaciones comerciales requerirán preparaciones a corto, mediano y largo plazo para el espacio de construcción AV. Las influencias van desde los impactos de la cadena de suministro hasta la sostenibilidad en la construcción.

La reasignación de espacio vendrá en formas variadas, como la reducción de concesionarios y estacionamientos, tanto públicos como residenciales. El desbloqueo del suelo urbano de la reasignación de espacio afectará la dinámica del mercado de la vivienda, como la mayor disponibilidad de vivienda urbana. Esto también afectará la distribución de los precios inmobiliarios, ya sea que se consideren los precios del suelo o los alquileres, y reorganizará las densidades urbanas (por ejemplo, las propiedades suburbanas se vuelven más atractivas cuando se reduce el costo de tiempo de los desplazamientos debido al uso de vehículos AV).

Tecnología en la construccion

El transporte puede funcionar las 24 horas del día, los 7 días de la semana en un mundo totalmente audiovisual, lo que permite hacer más en menos tiempo en la logística y las cadenas de suministro. Este impacto en el transporte de productos de construcción podría reducir los costos de construcción en logística y mejorar la gestión de los plazos.

También habrá cambios en los tipos de demanda de trabajos de construcción, como qué áreas de infraestructura requerirán mejoras y cuáles requerirán reemplazos completos.

Léase también: Plan para 79 proyectos de infraestructura en Colombia

En un futuro de transporte completamente electrificado, las fuentes tradicionalmente reconocidas de financiamiento de infraestructura vial, como los impuestos al combustible, se debilitarán. La inversión de financiación del gobierno en la construcción y otros sectores se verá afectada por estos cambios en los modelos de financiación.

Algunos de estos cambios serán oportunidades, como el desbloqueo de suelo urbano para nuevas construcciones a medida que las estaciones de servicio y los concesionarios se conviertan en cosas del pasado en un nuevo futuro de movilidad. Otros cambios serán obstáculos que superar, como la presión sobre las carreteras y la infraestructura de transporte para mantenerse al día con las tecnologías que cambian rápidamente; un llamado a la construcción a prueba de futuro.

Texto recuperado el 4 de noviembre del 2020 de constructivo.com